TEMA 2


El beso

 

En la distancia sus delgadas piernas, desnudas, resaltan contra el trasfondo de las dunas, plenamente desérticas. Hacia el oeste el sol estival pende apenas por encima del horizonte, dibujando largas sombras sobre la superficie impoluta. Desde lo más alto de las dunas, la oscura silueta de su perfil se alarga hasta encontrarse en el borde de la playa con el brillo de la arena, húmeda por el paso de las olas que expiran sobre ella y se repliegan con premura. De tanto en tanto, con la regularidad de la marea pero espaciado por intervalos mucho más largos, un mínimo punto en medio del océano emprende su retorno, acelerado por el viento y la proximidad de la costa. La chica permanece impávida, sentada, las plantas de sus pies a ras del suelo, piernas flexionadas, brazos enroscados sobre sus rodillas, espalda ligeramente inclinada hacia adelante, cabeza resguardada por un gorro gris. La mancha oscura y borrosa en la distancia gana nitidez con cada minuto que transcurre, adquiere volumen, se convierte rápidamente en una figura humana con piernas (sesgadas) y brazos (extendidos) y un torso (rígido) y un rostro, el rostro de un hombre, bronceado, hirsuto, inmerso en la agonía de su esfuerzo. El surfista y su tabla se dirigen hacia tierra firme a toda velocidad, rebasando una tras otra las crestas del mar en un frenesí de osadía. La chica no registra ni el más mínimo movimiento, ni siquiera pestañea, solo el fino cable blanco de sus audífonos ondea en el viento de la tarde. El surfista bordea la zona más llana de la orilla, vuelca su cometa en dirección contraria, da un salto y queda suspendido por un instante en el aire, elevándose aun más con sus brazos, desplazándose brevemente a contra viento. Mientras él se aleja de su musa, su sombra la acaricia y la ola que lo ha catapultado a los cielos se desvanece una vez más en la inmensidad del océano Atlántico. Él vuelve a enfocar sus fuerzas en explorar la bahía de cabo a rabo. Ella bambolea su cabeza de un lado a otro. Yo sigo mi andar.

 

 

¿Quieres seguir leyendo? Puedes pasar directamente al TEMA 1, TEMA 3, o TEMA 4, volver al LADO B, acceder otros textos en la PISTA, o explorar algunas de las PORTADAS preliminares del libro.